Qué son y origen de las slots

Las slots son una de los juegos de casino estrella. Su éxito tiene que ver con la rapidez, emoción e inmediatez a la hora de comprobar la combinación, además de por la variedad de temáticas que tiene. 

A través del siguiente post vamos a explicar cómo funcionan y el origen de las máquinas tragaperras.

Slots ¿Cómo funcionan?

Las slots se conocen popularmente en España como “máquinas tragaperras”. Es un juego de azar que cuenta con una gran variedad de opciones.

Si acudimos a un casino o a cualquier sala de juego que tenga disponible máquinas con slots, vamos a poder comprobar que existen múltiples temáticas para divertirnos con la que más nos guste. Las hay de magia, de duendes o hadas, de historia y descubrimientos, de piratas, rock, de franquicias de películas como Jurassic Park, y hasta de nuestras series favoritas (Juego de Tronos por ejemplo) o hasta de nuestros personajes favoritos (Chiquito de la Calzada).

Las slots son un juego regulado y puede estar tanto en los casinos como en webs online autorizadas o en los espacios de restauración. En Betfred, como web online totalmente legal y regulada, puedes disfrutar de múltiples opciones de slots con la máxima seguridad y tranquilidad, y recordando por supuesto en todo momento que hay que jugar por diversión.

Si queremos traducir literalmente slot, significa “ranura” o “espacio”. Esta adaptación etimológica ha llevado a que la palabra se emplee en este contexto para nombrar el juego.

Así las slot machines, que es como se conocen en casi todos los países del mundo, son las máquinas tragaperras de los casinos o los bares por donde se introducen las monedas para poder jugar una partida.

Origen de las slots

Las slots no son tan antiguas como otros juegos de casino (la ruleta o el blackjack por ejemplo). Sin embargo desde su aparición y de forma muy rápida han ido adquiriendo gran éxito y popularidad. Varios son los motivos que hacen que este juego sea emocionante: el azar y la variedad de combinaciones.

Su origen se remonta a finales del S. XIX en San Francisco (Estados Unidos) donde Charles Fey inventó una especie de mecanismo automático bastante sencillo con tres ruedas giratorias con cinco símbolos: herraduras de caballos, diamantes, espadas, corazones y una popular Campana de la Libertad, que es la que dio nombre a la primera máquina “Liberty Bell” y con la que asociamos la mayoría de las auténticas slots.

Diseñó un método de pago automático con una manivela que ponía en marcha una combinación aleatoria, donde podía salir premio, pero si se paraban las 3 campanas en línea se obtenía la mayor ganancia.

El éxito fue tal que numerosos fabricantes de este tipo de máquinas copiaron la idea.

Más tarde, a principios del S.XX, en 1907, el fabricante Herbert Mills de Chicago fabricó una máquina “Operator Bell”, que un año más tarde empezó a instalarse en estancos, salones, barberías, etc.

Los símbolos fueron cambiando con el tiempo a frutas y a otras figuras. Tal ha sido el éxito y la rentabilidad en los establecimientos de este tipo de máquinas, que muchos propietarios instalan máquinas slots en sus locales.

Desarrollo y evolución de las slots

En los años 60 empezaron a despegar las máquinas slots eléctricas sin rodillo y por tecla. Los premios además también subieron. En los 70 se lanzó la primera slot con vídeo en las Vegas amenizando y dando mucho más espectáculo al juego.

Ya a finales de los 90 empezaron a surgir los primeros casinos virtuales y con ellos las slots online, versiones digitales similares a las máquinas tradicionales que han puesto toda la tecnología y temática al alcance de los usuarios para disfrutar de cada partida al máximo desde cualquier lugar; desde un dispositivo móvil o un PC sin necesidad de desplazamiento y en cualquier momento.

Tipos de slots

Existen varios tipos de slots que ya hemos citado con detalle en algún que otro post. Las más conocidas suelen ser:

  • Slots clásicas o de moneda, de 3 rodillos.
  • Las tragaperras con bote progresivo.
  • Slots de video, que suelen tener 5 o más rodillos.
  • Tragaperras con minijuegos, que pueden multiplicar los premios.
  • Slots 3D virtuales en los que la animación convierte la experiencia más inmersiva.