Los mejores consejos para apostar a la NBA

La NBA está considerada como una de las ligas más emocionantes del mundo. Además, dentro de poco comienzan los Playoffs y merece la pena divertirse un poco apostando. Entérate de algunos consejos sobre cómo realizar y sacarle el máximo partido a las mejores apuestas online del baloncesto norteamericano. 

Sin embargo, y antes de aventurarte, conviene estar familiarizado con la terminología y el argot de este mundillo. 

La NBA (National Basket Association) es la liga privada más popular que se disputa en los Estados Unidos desde el año 1948. Es tal el poder mediático y publicitario que tiene a nivel mundial, que se ha convertido en todo un espectáculo de masas. Fue en los 80, con los años dorados del basket norteamericano, cuando alcanzó la cúspide. Gracias a equipos como los Boston Celtics, los Ángeles Lakers, Chicago Bulls entre otros, o jugadores como Michael Jordan, LeBron James, Kareem Abdul-Jabbar, o Kobe Bryant por citar algunos, esta liga es uno de los imprescindibles para miles de espectadores y jugadores de apuestas deportivas online. 

Desde principios de 2000 y hasta la actualidad continúa como una de las ligas más conocidas internacionalmente y que más chispa da entre los diferentes encuentros deportivos. Se disputa en tres momentos: 

  • La temporada regular, en la que cada equipo juega 82 partidos que no tienen porqué coincidir en el calendario. 
  • La postemporada con los Playoffs que son cuatro rondas de competición entre 16 equipos repartidos, 8 en la Conferencia Oeste y 8 la Conferencia Este, que según vayan ganando irán avanzando a las Semifinales de conferencia, seguidamente a las  Finales de Conferencia, hasta llegar a las Finales de la NBA, que se disputarán entre los campeones de cada conferencia. 
  • Las finales, que se suelen disputar en junio.

Apuestas de la NBA 

En la NBA se puede apostar a los partidos, pero también hay otras apuestas bastante atractivas a largo plazo que permiten apostar al campeón de la NBA. Son pronósticos muy variables porque las estrellas de equipo cambian temporada tras temporada y las rachas pueden ser bastante cambiantes (por lesiones, cambios etc.). Recuerda que lo importante es apostar por diversión y emoción, pero siempre se recomienda aplicar el sentido común y jugar con cabeza. 

Consejos para apostar en la NBA 

Si eres principiante, o al menos no un experto de la NBA, es fundamental seguir una serie de consejos mínimos, de cara a no llevarse sorpresas de última hora, o salir decepcionado con las apuestas en esta liga. 

A menudo están los back to back (partidos muy seguidos en dos días sin descanso o campeonatos ganados) y también el draft (del que forman parte las franquicias de esta liga NBA y que apuestan por la incorporación de nuevos jugadores a los equipos que son menores de 23 años y que suelen llegar procedentes de las Universidades o de fichajes de otros países). Por tanto, hay que tener en cuenta,

1. El calendario, es decir, el número de partidos que jugará un equipo y el intervalo de horas de descanso que tendrá, ya que no estará al 100% si ha jugado la noche de antes, o tuvo prórroga en un encuentro, etc.

2. Las estadísticas importan, y en la NBA no son muy accesibles. Se recomienda analizar los mercados como hándicaps, las estadísticas de los jugadores y de los equipos, entre otros pronósticos. 

3. Merece la pena tener controladas el número de rotaciones entre los jugadores. Tenemos claro que el basket es un deporte emocionante hasta el último segundo y estos factores de rotaciones por lesiones, faltas, etc., pueden perjudicar en cualquier momento a las apuestas que hagamos sobre un equipo.

4. Las apuestas en vivo pueden ser bastante atractivas, sobre todo en las remontadas. 

5. Ten en cuenta que existen equipos que bajan el rendimiento para una buena estrategia de elección en el próximo draft, porque van en busca de la mejor sección.

6. Los mercados más pequeños a veces nos pueden ayudar a obtener buenos resultados. Ya sabemos quienes son los mejores equipos o las súper estrellas, pero a veces moverse en un ámbito más humilde también nos puede rentar. En basket nunca se sabe.