El dealer, su papel en el casino online

El dealer, encargado de repartir las cartas en el Blackjack o en el póker, es una figura importante dentro del casino online. Veamos cuál es su papel fundamental y sus principales funciones.

Qué es el dealer

El dealer es el responsable de repartir las cartas durante en póker y el Blackjack, dos de los juegos más demandados y populares dentro del casino online, junto a otros como el Baccarat.

Es una figura muy importante, sobre todo porque se trata de unos de los profesionales del casino con mayor responsabilidad, ya que básicamente gestiona el juego y las apuestas que hay en cada tirada encima de la mesa. Debe ser una persona habilidosa, muy transparente, ágil de mente y también con las manos.

Dealer y croupier, no son lo mismo

En numerosas ocasiones, ambos puestos son tan similares, que tendemos a pensar que el dealer tiene las mismas funciones que el croupier; pero en realidad existe una gran diferencia entre ambas profesiones. El dealer reparte las cartas de póker o del Blackjack y el croupier es el encargado de gestionar y coordinar las apuestas de la ruleta en vivo.

Incluso se podría decir que las exigencias de los jugadores que demandan al dealer son mayores, ya que objetivamente se supone que el profesional del póker o del Blackjack tiene mayor destreza, ya que maneja una baraja de cartas, respecto al croupier lanzando la bola de la ruleta.

Cualidades de un auténtico dealer

El dealer es un individuo que debe tener innatas ciertas cualidades para desempeñar su trabajo con destreza. Aunque su punto fuerte es la baraja, el dealer no tiene por qué ser un crack en todos los juegos de cartas. Puede ser muy bueno repartiendo cartas de Blackjack pero no tiene por qué serlo en el póker. Lo que sí es cierto, es que el dealer tiene que cumplir una serie de características comunes.

1. Rapidez mental

El dealer de casino debe ser una persona despierta, controlar todos los movimientos de los jugadores y las cartas en cada partida. El Blackjack y el póker no dejan de ser juegos de azar y debe ser capaz de calcular con mucha rapidez las apuestas y las puntuaciones de cada jugador evitando cualquier posible error.

2. Conocimiento exhaustivo de las reglas del juego

El dealer debe conocer con total exactitud cada una de las reglas del juego. Especialmente para ser capaz de anticiparse a las estrategias de los jugadores, comprobar si puede haber un posible fraude, y de cara a evitar posibles discrepancias con los participantes.

3. Debe ser social

Tiene que tener gran don de gentes, ya que cuanto mejor conexión establezca con los jugadores, más capacidad de atracción y permanencia generará con ellos en un ambiente distendido.

4. Debe ser limpio con los movimientos

Junto a la rapidez mental, las manos son el principal recurso del dealer. Una limpieza y transparencia de movimientos es fundamental en el juego. Los movimientos extraños pueden generar desconfianza entre los jugadores.