Cómo hacer apuestas con los amigos

Hacer apuestas con amigos es uno de los planes más habituales y divertidos durante los eventos deportivos. En España es toda una tradición, porque socializarse, unirse en los bares o en casas con gente para hacer pronósticos forma parte de nuestra propia cultura. Veamos algunos consejos sobre cómo apostar con más gente.

A pesar de que apostar con amigos se hace por diversión o cuando se está más relajado, especialmente durante los fines de semana o en los ratos libres, una apuesta no deja de ser un compromiso en el que se invierte una cantidad de dinero y la palabra y la seriedad deben estar por encima de la amistad. 

Comúnmente, tratándose de una web de apuestas online, lo frecuente es que un integrante del grupo sea la persona que juegue, y que el resto del grupo tenga participación. Así posteriormente, tanto si hay ganancias como pérdidas, se echarán cuentas, comprobando lo que cada uno de ellos ha aportado y a lo que toca en cada caso. Lo correcto sería que tanto la aportación como los premios sean a partes iguales. 

Se puede apostar con amigos en multitud de deportes. En fútbol, tenis, baloncesto, hasta en carreras de caballos y galgos, que dan mucho juego. También se pueden calcular los pronósticos estudiando previamente a qué porcentajes y probabilidad se acerca cada pronóstico. Si bien no tienen por qué hacerte ganar, sí se aproximarán bastante a la victoria, o simplemente al azar. 

4 consejos para apostar con amigos

1. Procura apostar con amigos “de verdad”

Al igual que se comparten décimos de lotería, quinielas y otro tipo de juegos, lo más recomendable es hacerlo con gente conocida, como amigos o familiares con quienes se mantenga una relación cercana y de confianza, y en la que se tenga prácticamente seguro que no existirá estafa en ningún momento. 

2. No apostar cantidades que sobrepasen los límites

Si para apostar en solitario hace falta tener cabeza y hacerlo de forma responsable, con la misma intención debe hacerse con los amigos. En estos casos, debemos hacer nuestros pronósticos por diversión, pero sin pasarnos y apostando dinero que no se tiene. Sobre todo porque si se pierde, luego hay que asumir la deuda y no merece la pena tener un posible enfrentamiento con un amigo al que no vas a poder pagarle la cantidad pendiente. 

3. Los pronósticos tienen que ser en grupo

Uno de los aspectos más emocionantes en las apuestas con amigos está en las decisiones previas en común. Cada uno aportará sus conocimientos o pronósticos, y finalmente se llegará a un consenso y una decisión única, resultado de todo el grupo.

4. Si se gana ¿qué hacer con el premio?

En caso de obtener una ganancia, a no ser que sea mucho dinero (donde previamente debería quedar muy claro e incluso por escrito las cantidades que ha aportado cada jugador y quién las ha abonado por adelantado), es importante decidir en común qué se va a hacer con el premio y donde se destinará la cantidad de la apuesta ganadora.