Apuestas Underdog ¿Qué son?

No son las favoritas entre los jugadores, ya que a corto plazo suelen ser poco atractivas. Sin embargo, con las apuestas underdog también existen oportunidades y opciones de ganar a la larga, siempre que se tengan unas pequeñas nociones y conocimiento de algunas estrategias previas.

Apuestas underdog ¿En qué consisten?

Underdog es un término inglés muy popular dentro del mundo de las apuestas online. Como la mayoría procede de las apuestas de caballos, básicamente significa y se refiere a aquellas selecciones y equipos con menos posibilidades de ganar en un campeonato o liga.

Son pronósticos deportivos a los que los usuarios no prestan demasiada atención, porque al fin y al cabo cuando se trata de apostar, normalmente siempre vamos a dirigirnos al mercado más atractivo con los equipos o jugadores favoritos.

En cambio, es importante tener en cuenta que en el mundo del deporte y la competición en general puede ocurrir de todo, y por ello existe un mercado en el que ir contra el favorito genera valor, porque también el menos aventajado puede tener en un momento determinado su oportunidad de ganar.

Básicamente si se apuesta al underdog, vamos a por el equipo que menos posibilidades tiene de ganar. Como consecuencia, las cuotas de estas apuestas son muy altas, de ahí que la clave radique en conocer si en un momento determinado va a ser rentable invertir en ellas.

Mercado de apuestas Underdog

Las apuestas underdog están disponibles en todo tipo de deportes (fútbol, basket, en tenis, etc), aunque son bastante atractivas también en las carreras (de caballos, en motor –Fórmula 1, y hasta en ciclismo) porque los underdogs nos pueden dar más de una sorpresa. Las más frecuentes suelen ser al ganador de partido, o en las apuestas 1X2.

En las apuestas over/under también se incluyen las underdog.

Cómo apostar a los underdog

Divertirse apostando a underdogs es posible. A continuación dejamos unos pequeños consejos previos:

1. Analizar a fondo el tipo de apuesta underdog

El azar, la sorpresa y las circunstancias extraordinarias siempre pueden cambiar los pronósticos. Por ejemplo, puede que el equipo favorito cuente con jugadores lesionados, que las circunstancias no sean demasiado propicias en un determinado encuentro, o que el alto rendimiento del equipo haga que esté bastante más cansado.

2. Puedes empezar por las apuestas más bajas

Aunque este tipo de apuestas suelen ser altas, para iniciarte en el mundo de las apuestas underdog puedes empezar con cantidades más bajas y según vayas conociendo un poco más este apasionante mundo, elevar las cuotas.

3. Asúmelo, puedes perder

Lo importante es jugar por diversión, y si en las apuestas de favoritos de vez en cuando se falla, en las underdog, aún puede ser más probable no acertar.

4. Las apuestas underdog son a largo plazo

Si quieres ganancias a corto plazo, las underdog no son la opción más idónea. Es importante ver la inversión y posibles ganancias tras el paso del tiempo.

5. Prueba con deportes que conozcas

Seguramente si estás muy puesto en fútbol y en las últimas novedades de tenis, te resulte más fácil apostar a underdog, que si desconoces la disciplina.